domingo, 24 de septiembre de 2017

Destacar o desaparecer. Satiro moreno (Hipparchia statilinus). Embalse de Santillana, Manzanares el Real 24-9-2017



Ese parece el dilema de tantos seres. Días en los que revoloteas sobre las cosas como este sátiro moreno, como una mariposa. Creces, te expandes no necesitas brezal ni piedra en los que descansar. Pero hay ocasiones en las que, con las alas casi rotas, te preguntas para qué destacar si lo que necesitas es desaparecer. Reposar en tronco o roca, a salvo, y absorber su seria quietud. Desde Granada a Turquía esta Hipparchia statilinus, de apenas 5 centímetros, sabe que la vida consiste en eso: buscar la luz y reposar en lo gris. Destacar y desaparecer.
TextoColaboración.Maribel Orgaz
Identificada por: Merche S. Calle. (Waste Magazine)

sábado, 16 de septiembre de 2017

De la abundancia y la suerte. Garza imperial (Ardea purpurea). Riet Vell. Delta del Ebro. 8-9-2017


Un país de millones de kilómetros cuadrados en el que habitan millones de seres humanos, de insectos, de roedores. Una tierra rodeada de mar y océanos repletos de peces y crustáceos… y apenas 2.000 parejas de garzas imperiales venidas de marzo a octubre. Piensa un momento, es más probable que te toque la lotería o consigas una pensión de por vida que lograr ver a este ave entre nuestros cañaverales. La elegante garza imperial, ardea purpurea, pescadora y solitaria se dirá al contemplarte: no hay geografía en la que estos hombres no sean capaces de vivir. De buscar la belleza. De celebrar mi encuentro.    
TextoColaboración. Maribel Orgaz

Cigueñela (Himantopus himantopus). Riet Vell. Delta del Ebro. 8-9-2017


De blanco azúcar. Garceta grande y Garceta común (Ardea alba-Egretta garzetta). Riet Vell. Delta del Ebro. 8-9-2017



Ambas de la misma especie. Garza y garceta, juntas, como si fueran de porcelana, de blanco de azúcar. Color de luto para los chinos. Un animal como éste asociado a la negra suerte. Garza y garceta capturan en zonas someras pececillos, gusanos, lombrices. Van y vienen removiendo el barro con zancada atenta. Con este comportamiento mostraban en los tiempos antiguos los lugares seguros por los que los soldados podían atravesar las aguas para atacar un pueblo. Griegos contra persas, griegos contra espartanos, romanos contra todos. Piratas al asalto en cualquier tierra. Estas aves silenciosas que conviven sin destruirse eran signo de mal augurio para aquellos hombres que en lugar de aprender de su silencio, ahítos de sangre, las maldijeron.
Texto Colaboración.Maribel Orgaz

domingo, 3 de septiembre de 2017

De los Emperadores de China. Martín Pescador (Alcedo atthis). Embalse de Santillana, Madrid. 8-1-2017


En casi cualquier parte, es de sobra conocido, hay alguien que se siente diferente o simplemente Rey, Visir o Emperador. Naces por azar en, pongamos, la China antigua y ya sabes que hombres y aves; caballos y aguas son para ti. Harás apresar al Martín Pescador para arrancarle las plumas; a los tigres los huesos; a los rinocerontes sus cuernos. Vivirás acompañado de todos los tesoros y te harás enterrar con tus mujeres, tus jades y todas las plumas que tengas de este ave. Ordenarás forrar cajas de plumas de Martín Pescador, las repujarás en plata y las comprarás en cada esquina de tu reino sin tasa. Porque, te dirás al pasear y contemplarle posado en una rama, lo que de verdad quieres es apresar su cualidad especial: una explosión de color que cambia según incide la luz del sol. Nunca del mismo tono, nunca igual, siempre. Única. Esa diferencia que este despreocupado pájaro consigue con la sencillez de unas pocas plumas bendecidas de luz sin destruir, matar o sojuzgar. 
TextoColaboración. Maribel Orgaz